La disputa Telmex vs Televisa


Carlos Heredia Zubieta (*)

2011-02-20 Al Frente

El despido y posterior reincorporación de Carmen Aristegui a MVS Radio, y el anuncio de que las empresas del Grupo Carso (Telmex) ya no se anunciarán en Televisa, son dos noticias íntimamente vinculadas entre sí. Es mucho lo que está en juego.

MVS posee una concesión federal sobre un segmento del espectro radioeléctrico que es idóneo para la transmisión de voz, datos y video, que no alcanza a usar en su totalidad, y que está sujeto a próxima renovación. Aparentemente la sanción a Aristegui por ventilar el tema de la salud del Presidente Calderón fue para ‘no hacer olas’ en la antesala de dicha renovación.

Telmex domina la transmisión de voz y de datos, y ante la negativa de las autoridades para modificar su título de concesión para permitirle la transmisión de video, este consorcio encontró en su asociación con MVS y Dish el camino para hacerle competencia a Televisa en televisión.

La reacción de Televisa no se hizo esperar; ha intentado asociarse con Nextel y parcialmente con Telefónica para hacerle competencia a Telmex en telefonía e Internet. Cada uno de los titanes se está metiendo en el terreno del otro.

En México estamos sumamente rezagados en el acceso y cobertura de transmisión de voz, datos y video por banda ancha de Internet. La calidad, velocidad y precio que se nos ofrecen a los mexicanos no son competitivos respecto a la oferta existente en Estados Unidos, para no hablar de Corea o Hong Kong.

Lo importante es ubicar dónde quedamos los usuarios. ¿Significará la competencia entre Televisa y Telmex mayor cobertura de banda ancha, mejor calidad en los servicios, menores precios para los usuarios de telefonía fija y celular, televisión abierta, por cable y satélite, e Internet?

La competencia económica debe resultar en una mayor oferta de opciones para los usuarios.
Sin embargo, hay riesgos en el horizonte: 1) que los titanes lleguen a un acuerdo entre sí en perjuicio de los usuarios; y 2) que las autoridades queden como meros espectadores de un juego de ‘vencidas’ entre consorcios tan poderosos que no admiten o no acatan su regulación.

La disputa entre titanes rebasa el ámbito privado e incide de manera directísima en el interés público.

*Profesor Asociado del CIDE

Anuncios

Acerca de juliomoa

Tres décadas dedicado al ejercicio del periodismo.
Esta entrada fue publicada en Telecomunicaciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s