Publicidad oficial: de la censura sutil a la libertad de expresión

– En 2010, se autorizaron 6,479.4 millones de pesos para publicidad oficial, un gasto 288 por ciento mayor que lo que se había presupuestado para ese año.

– En lo que va del sexenio, un periodo supuestamente marcado por la austeridad, el gasto suma más de 18.8 mil millones de pesos.

– Estos recursos millonarios se gastan con discrecionalidad y convierten la publicidad oficial en una herramienta que vicia la libertad de expresión y la pluralidad informativa. Urge regular su uso.

La publicidad oficial no es una herramienta que debe desaparecer sino regularse. El buen uso de este canal de comunicación entre gobiernos y ciudadanía lleva a agudizar el debate público, fortalecer el derecho a la información y acentuar la pluralidad informativa y la libertad de expresión. Sin embargo, en México, el uso abusivo de la publicidad gubernamental contribuye a socavar derechos fundamentales para la democracia.

Gastos excesivos

Un comparativo entre seis países revela que en 2009 el gobierno federal en México gastó cinco veces más que Canadá, tres más que España y dos más que Argentina y Francia en publicidad oficial. (Ver tabla)

Si el nivel de información de los ciudadanos se pudiera medir a través del gasto en comunicación social y publicidad oficial de los gobiernos, seguramente la sociedad mexicana sería de las mejores informadas del mundo. Los recursos asignados para Comunicación Social y Publicidad del gobierno de Felipe Calderón volvieron a crecer significativamente en 2010. Los 6,479.4 millones de pesos autorizados en 2010,según los bimestrales, son 288 por ciento mayores que lo que se había presupuestado para ese año y representan un aumento de 784 por ciento respecto a lo que se gastó en el último año de gobierno de Vicente Fox.

Desde 2007, cada año se gastan más del doble de los recursos asignados a este rubro. Los recursos erogados suman, en lo que va del sexenio, 18,834.2 millones de pesos, monto con el cual se podrían haber construido 18 hospitales de especialidad o 18,834 escuelas públicas

Opacidad e incongruencia de las cifras

Existen grandes divergencias entre lo que reportan las distintas dependencias del gobierno en los distintos documentos que dan cuenta de los gastos en publicidad oficial: por un lado, están los datos de los Informes de la Cuenta Pública Federal que publica la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por otro lado, están los Informes de la Dirección General de Normatividad de Comunicación. Por último, el 8 de julio de 2010, el Ejecutivo Federal entregó a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión un informe acerca del gasto en publicidad gubernamental ejercidos entre el 1º de diciembre de 2006 y el 20 de mayo de 2010.

Las diferencias entre estos tres reportes del gasto en comunicación social no son menores. Para 2007, la diferencia entre la Cuenta Pública y el Informe al Congreso es de 2,654 millones de pesos. De manera similar, esa diferencia, para 2008, es de 2,462 millones de pesos. Para 2009 la diferencia no es tan amplia, pero sigue siendo significativa: 669 millones de pesos.

Asignación discrecional de la pauta

La situación se agrava, además, porque la asignación de publicidad oficial no está suficientemente regulada, lo cual vicia la relación entre los gobiernos, que utilizan la pauta como mecanismo para premiar a los medios de comunicación con líneas editoriales que les son afines y como castigo en caso contrario, y los medios de comunicación, que utilizan las noticias para presionar al gobierno y obtener más recursos.

Un caso clarísimo fue cuando el gobierno federal castigó a la revista Proceso por tener una línea editorial crítica. A partir de 2007, la publicidad oficial en la revista se hizo cada vez más escasa. En 2008, Proceso sólo difundió 5.16 páginas de anuncios del gobierno federal. En 2009, la publicidad oficial desapareció de la revista. Consulta más casos en: http://publicidadoficial.com.mx/abusos

Para las y los mexicanos, el uso discrecional de la pauta publicitaria implica que hay información necesaria para el cumplimiento de nuestros derechos humanos que no llega hasta nosotros. Tenemos que exigir a quienes nos representan en el Congreso de la Unión que legislen para que existan reglas claras para asignar estos recursos millonarios.

Iniciativas congeladas

En México no hay una ley que establezca con claridad cuáles son los parámetros que definan cómo se debe asignar la pauta publicitaria. Consulta el marco normativo en : http://publicidadoficial.com.mx/como-se-regula-a-nivelnacional

Contrario a sus acciones, en el discurso todos los partidos han manifestado la necesidad de cambiar las reglas. Necesidad que podría satisfacerse si así lo votaran en el Congreso. Desde 2002 se han presentado ocho iniciativas para regular la publicidad oficial y desde entonces las condiciones para asignar la publicidad oficial no han cambiado. ¿Qué esperan las y los legisladores para pensar en los ciudadanos y regular la asignación de publicidad oficial?

Más información en:
Power point
La publicidad es de interés público, El semanario,
http://www.elsemanario.com.mx/opinion/news_display.php?story_id=57119
Recursos públicos para propaganda personal, Etcétera,
http://www.etcetera.com.mx/articulo.php?articulo=6934
¿Quién quiere regular la publicidad oficial?, Etcétera.
http://www.etcetera.com.mx/articulo.php?articulo=6818

Anuncios

Acerca de juliomoa

Tres décadas dedicado al ejercicio del periodismo.
Esta entrada fue publicada en Transparencia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s