Slim no es alternativa en la pantalla

Claudia Benassini
22 de agosto, 2011

Los siete primeros meses del año se han caracterizado por una serie de movimientos en las telecomunicaciones cuyo final aún no se ve. Éstos iniciaron con la decisión del Grupo Carso de retirar su publicidad de Televisa y TV Azteca. Continuaron con la entrada del sistema Dish1 al triple play, y la compra de 50% de las acciones de Iusacell por parte de Televisa2, supuestamente para hacer frente al monopolio Telmex- Telcel. Además de esos cambios se han presentado otros también con repercusiones en este campo, ya analizados en entregas previas.3 En este contexto, en estos meses también ha estado presente la modificación del título de concesión de Telmex para, finalmente, ofrecer servicios de televisión de paga y entrar formalmente a la pelea por el triple play.4

Los escenarios arriba resumidos suponen el reacomodo de fuerzas en México entre los llamados “gigantes de las telecomunicaciones”. Hasta el momento, el balón parece estar en manos de los dos primeros, que no sólo se han aliado para lograr la compra-venta de Iusacell, sino que han recurrido a otros grupos de poder que también se oponen a la entrada de Slim al triple play, como la Cámara Nacional de la Industria de la Televisión por Cable. En suma, Televisa y Azteca avanzan con paso firme hacia la consolidación de sus intereses en la industria de las telecomunicaciones y, mientras no se modifique el título de concesión de Telmex, el Grupo Carso continuará en el doble play.

En este reacomodo de fuerzas, otros grupos ligados o no a Televisa también caminan con paso firme hacia el triple play. En este escenario, la batalla de las telecomunicaciones es también la batalla por las audiencias. Las siguientes páginas se destinan a proporcionar una primera respuesta a la pregunta que hemos formulado durante los últimos meses: ¿y las audiencias?

De la televisión abierta a la convergencia

Hace más de cuatro décadas dio sus primeros pasos la televisión por cable en las zonas de mayor plusvalía de la Ciudad de México –Polanco, Lomas de Chapultepec y el Pedregal–, para extenderse gradualmente a otras áreas de la capital. El concesionario: Cablevisión, filial de Televisa, que en dos décadas no tuvo competencia. En 1989, el Grupo MVS de la familia Vargas entró a la pelea a través de Multivisión, un sistema de televisión de paga que utiliza microondas en lugar del cable para la transmisión de su señal. Y si bien desde entonces incursionó en las áreas en las que ya estaba Cablevisión, buscó penetrar también en zonas más populares, al ofrecer, como su competencia, paquetes de diferentes costos. Paralelamente al arranque de Cablevisión, la industria de la televisión por cable se extendió de manera desigual en distintas zonas del país, en las que incursionaron, y siguen incursionando, diversas empresas.5 Desde el principio, todas ofrecieron las mismas ventajas: mejoría de la señal, incremento de los canales de televisión y paquetes de diversos precios de acuerdo con el presupuesto del usuario.

A la televisión por cable y por microondas siguió la satelital. En 1995 llegó a México DirecTV, empresa integrada con capital fundamentalmente estadounidense, que se había instalado en varios países latinoamericanos como Argentina, Colombia y Venezuela. Su oferta era superior a la de la televisión por cable, dadas las capacidades del satélite para distribuir mayores opciones. Televisa enfrentó a la competencia con SKY, que ofrecía mayor oferta programática y, sobre todo, más diversidad de paquetes. DirecTV perdió presencia en el mercado hasta que en 2004 se retiró de México y dejó su cartera de suscriptores a su competidora. La más reciente modalidad de acceso a una mayor oferta televisiva es a través de la fibra óptica –vía TotalPlay—, de la que nos ocuparemos más adelante.

En la primera mitad de la década pasada comenzó el proceso de convergencia. A los paquetes ofrecidos por los sistemas de televisión por cable se añadieron telefonía e Internet en un solo servicio: el triple play. Las tarifas estaban determinadas en principio por el número de canales de televisión, aunque el costo era superior a la opción de contar con televisión e Internet vía Telmex –y las empresas telefónicas instaladas en México desde finales de 19906– y la televisión por cable. En ese momento, la conexión a Internet era a través de módem, lo que implicaba perder la señal telefónica; en principio, el problema se resolvió mediante la contratación de una línea adicional. Telmex respondió tanto con la modalidad inalámbrica de Internet como con la oferta de paquetes más atractivos, en lo que se refiere al número de llamadas, además del acceso ilimitado a la red.

El triple play se ha vuelto una modalidad competitiva que ha logrado incrementar el número de suscriptores, sobre todo en los sistemas de televisión por cable, que no invalida las ofertas televisivas arriba descritas. No obstante, en la toma de decisión suele influir la oferta de programación televisiva, traducida no sólo en número de canales, sino también en opciones de entretenimiento –incluyendo a los niños–, educación e información, en ese orden. Sin embargo, recientemente, el énfasis de los paquetes que ofrecen triple play se ha concentrado en la velocidad de navegación a través de Internet. En este giro ha intervenido la entrada al mercado de TotalPlay, que ofrece paquetes de navegación de hasta 100 megas. Más recientemente, Cablevisión lanzó un plan de navegación de hasta 20 megas con un costo accesible. Sin embargo, como se destacó arriba, una parte de la decisión por el triple play, el cable, el satélite, las microondas o la fibra óptica está determinada por las características de la programación.

La oferta programática

Para este apartado se hizo un estudio exploratorio que incluyó las principales ofertas de televisión de paga: Cablevisión, Dish, HiTv, MasTV, Netflix, SKY, TotalPlay, VeTV y Yoo, citadas por orden alfabético. El punto de partida fue la revisión de los paquetes básicos.

En materia de costo, caben las siguientes observaciones:

1.La batalla por las audiencias ha conducido a diversas alianzas empresariales para ofrecer paquetes con distintos costos y programación que resulten atractivos. Así, Cablevisión se alió con Cablemás y Megacable, que se ofrece a través de Yoo en diversas plazas del país. El grupo MVS tiene las concesiones de MasTV y Dish. SKY baja notablemente sus costos a través de VeTV. TotalPlay y HiTv están relacionadas con el Grupo Azteca, y Netflix se presenta como nueva opción para competir con las anteriores.

En suma, prácticamente ninguna de estas empresas opera aisladamente: más bien la tendencia es vincularse por grupos.

2.Presupuestalmente hablando, Dish, MasTV y VeTV buscan atacar al mismo segmento de la población: sus tarifas oscilan entre $149 y $169. El primero ofrece 31 canales; el segundo 17 y el tercero 40.

3.Cablevisión, Yoo, una parte de TotalPlay y SKY se dirigen a otro segmento. Los precios más bajos oscilan entre los $400 de Cablevisión, los $525 de Yoo, los $579 por 106 canales de SKY, y los $499 a $699 de TotalPlay. Por esa tarifa, la oferta de los dos primeros varía de acuerdo con la región.7 TotalPlay ofrece 120 canales por el primer paquete y 165 por el segundo. Cabe destacar que Yoo y TotalPlay brindan paquetes de triple play por los costos señalados. El precio de Cablevisión se incrementa si el usuario adquiere un paquete que incluya Internet y teléfono.

4.SKY y dos modalidades de TotalPlay se dirigirán a un tercer segmento. El primero, 216 canales por $767. El segundo, 220 canales por $899, o 250 canales por $1,399. Nuevamente debemos tomar en cuenta que los precios del segundo corresponden a paquetes de triple play.8

5.Finalmente, HiTv y Netflix ofrecen programación adicional mediante la compra de un dispositivo que, conectado al televisor, permite incrementar la oferta televisiva. El primero reviste una situación particular que será abordada en las conclusiones, toda vez que –de acuerdo con los expertos– opera en la ilegalidad.

Con respecto a los contenidos, caben los siguientes comentarios:

1.Todos los paquetes ofrecen la señal abierta de los canales 11, 22 y 28. La programación abierta de Televisa y Televisión Azteca está disponible en Cablevisión, SKY, VeTv y Yoo. TotalPlay y HiTV únicamente programan los de Televisión Azteca. Dish y MasTV no incluyen en sus paquetes la programación abierta de las dos televisoras ni el canal 28; únicamente distribuyen la señal del canal 52 y EXA-TV, concesionados a Grupo MVS. Cabe añadir que a principios de mayo TotalPlay retiró este canal de su oferta, aparentemente por transmitir el Noticiero Uno, ligado a Carlos Slim.

2.Dependiendo del paquete contratado, todas las ofertas incluyen los canales deportivos Fox y ESPN. Cablevisión y SKY añaden TDN, canal de Televisa Networks. 9 Las cuatro empresas que conforman la oferta de Yoo agregan el canal deportivo del sistema TVC.10 Adicionalmente, SKY ofrece 13 canales, más cuatro de pago por evento.11

3.En programación infantil, todas las ofertas incluyen los canales de Disney y, salvo TotalPlay y VeTV, Cartoon Network, Discovery Kids y variantes similares, sobre todo en contenidos. Cabe destacar que es muy poca la programación que estimula la participación de los niños; predominan los dibujos animados y las teleseries.

4.La programación de entretenimiento familiar tiene como constantes los canales Sony, Fox, E!, Universal, Utilísima, Discovery y Gourmet. A estas opciones, TotalPlay incrementa los canales según el paquete, aunque nuevamente son variaciones de la primera oferta. Únicamente SKY y TotalPlay añaden canales procedentes de España, Italia, Alemania e Inglaterra.12 Cablevisión, Yoo, SKY y VeTV completan sus ofertas con Telenovelas, Unicable, Ritmoson y Bandamax, todas de Televisa Networks.

5.En materia de películas, el panorama es más o menos similar: cintas mexicanas, aunque transmitidas en canales con diferentes denominaciones; Warner, Universal, Multicinema. SKY y TotalPlay añaden Golden y TNT. En este caso, las películas de estreno para televisión o transmitidas recientemente en el cine están reservadas al pago por evento o a la suscripción adicional: MovieCity; HBO, CityFamily y Max, entre otras. Este punto reviste particular importancia, pues los canales de películas suelen orientar la decisión del paquete a seleccionar y las opciones más atractivas implican un desembolso adicional, sea por evento o, como ya se indicó, por suscripción a uno o más canales.

6.Como se apuntó, SKY y TotalPlay incluyen en sus programas procedentes de Italia, Alemania e Inglaterra13 y suponen un pago adicional. Se mencionan en esta opción porque las tres forman parte de la oferta de cultura- educación, también incluida en los paquetes básicos. En este rubro podemos incluir History Channel, Arts & Entertainment, Discovery y National Geographic. TotalPlay, SKY y Cablevisión digital incluyen en este rubro a TV UNAM.

7.Finalmente, en materia de información, TotalPlay no incluye en su paquete básico más canales que los de Televisión Azteca y los abiertos señalados en el punto 1. Con excepción de VeTv, American Network y Milenio TV están presentes en las cadenas vinculadas a Televisa. Completan la oferta los canales del Congreso y Judicial. CNN, en sus diversas modalidades, únicamente está presente en SKY, como parte del paquete básico y en TotalPlay, en los paquetes adicionales.

Por otra parte, Netflix y HiTv tienen en común que para tener acceso a programación adicional es necesario adquirir un equipo e instalarlo como complemento del televisor. Sobre los contenidos, hacemos las siguientes observaciones:

1.Por un costo aproximado de 30 dólares, más gastos de envío, el usuario adquiere un dispositivo configurado que, conectado al televisor, permite acceder a programación de canales norteamericanos dentro y fuera de Estados Unidos vía el sistema Netflix. Y por 8 dólares mensuales, que pueden pagarse en bancos y tiendas de conveniencia ubicadas en México, el televidente tendrá acceso a canales de televisión abierta como CBS, ABC y NBC, así como Hulu14, Pandora y Fox, entre otros.

2.Netflix acaba de entrar al mercado mexicano, por lo que es muy difícil aventurar lo que sucederá con su propuesta. De acuerdo con los analistas de negocios puede dar la batalla a los sistemas de televisión de paga. Sin embargo, su programación principal está en inglés.

3.HiTv, propuesta de TV Azteca, fue puesta en marcha a principios de 2009. Los interesados adquirían en las tiendas Elektra un dispositivo que, también conectado a la televisión, permitía el acceso a un número aproximado de diez canales adicionales más las señales abiertas, incluyendo Televisa. Dado el precio, menos de 500 pesos, la nueva oferta programática registró un elevado número de compradores pues, además de las opciones consideradas, podía recibir video en demanda y canales de paga.

4.Sin embargo, desde su arranque HiTv estuvo en el ojo del huracán y fue objeto de diversas demandas que se respondieron con amparos por parte de la empresa. Diversas instancias, entre ellas la Cámara Nacional de la Industria de la Televisión por Cable, consideraron que el dispositivo violaba la ley por falta de claridad en la modalidad en que debía inscribirse. No obstante, en febrero de 2010 la Comisión Federal de Telecomunicaciones determinó que “TvAzteca está en condiciones legales de continuar con la venta del dispositivo HiTV” y de difundir su programación como si fuera una empresa de televisión de paga, aunque en realidad no cobra por el servicio, no existe una relación contractual con el usuario de la señal y no invade los terrenos de los cableros.15

5.Días más tarde, la SCT dio marcha atrás a la resolución de la Cofetel; señaló que HiTv operaba en la ilegalidad al no tener título de concesión y ordenó la suspensión de sus transmisiones. Grupo Azteca se ha amparado en repetidas ocasiones para que el sistema continúe operando. En este momento las ventas del equipo están suspendidas en Elektra; todo indica que los usuarios que lo adquirieron aún pueden tener acceso a su programación. Sin embargo, canales que Azteca tenía contratados para transmitir su señal mediante el sistema HiTv, como HBO, se han retirado de la propuesta. Cabe añadir que en algunos espacios, sobre todo en redes sociales, HiTv se ha relacionado con TotalPlay, en tanto integrantes de la misma empresa. Finalmente, la página http://www.hitv.com.mx se mantiene inactiva. En pocas palabras, el estatus de HiTv es incierto.

Conclusiones preliminares

Como puede observarse, esta revisión es necesariamente incompleta toda vez que requiere una mirada más exhaustiva, es decir, que incorpore las diversas opciones.

Por ello, las siguientes conclusiones son preliminares:

1.De la promoción efectuada por las empresas que ofrecen servicios de triple play se desprende que darían por hecho que el mercado de la televisión está consolidado. Por ello enfilan sus baterías a Internet, particularmente en lo referente a su velocidad de navegación. Cierto que es un plus importante en la toma de decisiones, que en parte depende de los usos de cada componente del triple play. En este contexto, cabe poner en duda si las audiencias televisivas son fieles a una compañía o pueden cambiarse bajo el argumento de una mejor oferta televisiva y una tarifa similar por paquete.

2.La comparación efectuada en materia de costos de acceso buscó mostrar al lector las opciones a las que se enfrentan los interesados en contratar servicios de televisión de paga. En consecuencia, no pretende orientar sobre cuáles serían las opciones más indicadas para adquirir un paquete de televisión de paga, forme o no parte del triple play. Al respecto, hay que apuntar las fallas a las que están expuestos los usuarios, que van desde problemas en la recepción de las señales –de televisión o en triple play– hasta la suspensión del servicio por varios días, bajo el argumento de fallas técnicas. Un factor que no necesariamente es responsabilidad de las empresas prestadoras de servicios, pero que se incrementa, sobre todo en época de lluvias.

3.TotalPlay ofrece el servicio de cuádruple play, es decir, la posibilidad de acceder a la señal de televisión mediante el teléfono móvil. La oferta se queda en tal, ya que este servicio tendría un costo adicional tasado en minutos, que puede elevar considerablemente las cuentas a pagar. Se trata de un engaño encubierto, pues la oferta más importante de esta propuesta de Grupo Azteca radica en la velocidad de navegación por Internet.

4.El propósito de este ejercicio fue la exploración de la programación de la televisión de paga en México. Quedaría para un trabajo posterior hacer una comparación más precisa al respecto. Sin embargo, puede observarse que prevalecen las semejanzas sobre las diferencias. Estas diferencias son más de carácter cuantitativo –más canales de contenidos similares– que cualitativo. Incluso MasTV y Dish, que tienen una oferta diferente al resto de las opciones, se mantienen en este esquema de semejanzas.

5.Las semejanzas dan cuenta de que los criterios para seleccionar los canales que se incorporan a las respectivas ofertas programáticas son similares a los que hemos observado para el caso de la televisión abierta. Dicho de otra manera, los sistemas de televisión de paga proceden mediante contratación de canales; la decisión se toma en términos de beneficio-costo, con el objetivo de operar con ganancias. En consecuencia, se optará por los espacios más atractivos para las audiencias, particularmente las que contratan los paquetes más económicos. En el otro extremo, los contenidos que garantizan buenos ingresos serán vendidos mediante la modalidad de “pago por evento”.

6.Lo mismo sucede con los canales que se acumulan a medida que se incrementan los costos de los paquetes a adquirir, o que para su acceso implican una suscripción adicional. En resumen, los concesionarios de sistemas de televisión de paga se van por las fórmulas preestablecidas que caracterizan el funcionamiento y las decisiones de los medios de comunicación. Y la fórmula amenaza con convertirse en un eterno “más de lo mismo”. De ello dan cuenta las recientes incorporaciones a la competencia: Dish y TotalPlay en 2010 y, más recientemente, VeTv.

7.Para reforzar estos argumentos es importante destacar que la oferta programática de la televisión de paga sigue las mismas fórmulas que la tradicional: la supremacía del entretenimiento, la cultura light y la información en último término, como si fuera suficiente la que se transmite por los canales de señal abierta.

8.El hecho de no buscar una oferta innovadora no invalida la calidad de una parte de las opciones, precisamente la que sólo está disponible vía la contratación o la que merece poca atención por parte del televidente, como la programación universitaria. En este rubro se incluyen también parte de las producciones que se transmiten a través de los canales que identificamos como cultura-educación y algunos catalogados como de entretenimiento. Es decir, hay variaciones en los parámetros de calidad con los que se produce la televisión, independientemente de sus características.

9.En suma, los empresarios de los medios difícilmente arriesgarán en una programación diferente ante la incertidumbre de invertir en una empresa sin saber si el capital se recuperará. Ante este panorama, es poco probable que, en caso de modificarse su título de concesión, Telmex-Carlos Slim propongan una alternativa a lo que hasta aquí se ha presentado. De hecho tuvimos una demostración al respecto cuando, viendo cerca la posibilidad de llegar a la televisión, a través de Prodigy Media,16 el espacio de Internet a través del que Slim presentaba pilotos de lo que sería su programación.

10.Finalmente, Slim tiene intereses en televisoras latinoamericanas, caracterizadas por su programación similar a la que vemos en México. De obtener el título de concesión, un escenario probable sería que esa programación se transmitiera a través de su canal de paga, pero ello no hace la diferencia cualitativa de la que hemos hablado. Dicho de otra manera, el reto que enfrenta la televisión de paga es proponer una oferta que rompa con la rutina y la homogeneidad que caracterizan a su programación. Y no se ven a la vista opciones viables a mediano plazo.

Notas
1 El sistema Dish está concesionado al grupo MVS comunicaciones, aunque se ha especulado que el empresario Carlos Slim tiene intereses en dicho sistema. Sin embargo, desde que comenzó la oferta, en febrero del año pasado, Telmex argumenta que su relación se limita al cobro de facturas: un servicio que ofrece a otras empresas.
2 Desde el inicio de la operación, Mony de Swaan, presidente de la Cofetel, declaró que la operación representaba una alta concentración. La decisión sobre el proceso de compra-venta aún está en manos de la Cofeco ante un virtual escenario de prácticas monopólicas. No obstante, de acuerdo con los analistas, la operación es un hecho.
3 Entre otros, las multas impuestas y aparentemente condonadas a Telmex y Telcel por parte de la CFC; y el convenio entre MVS, Alestra, Clearwater e Intel para ofrecer servicios de banda ancha móvil utilizando para ello las bandas 2.5 a 2.7 GHz, originalmente concesionadas al primer grupo y actualmente en una complicada situación debido al retiro de buena parte de los inversionistas iniciales y a la indefinición por parte de la SCT para refrendar la concesión de las bandas al grupo de la familia Vargas.
4 Hace aproximadamente dos meses un juez dio la orden a la SCT para modificar el título de concesión de Telmex. La orden fue denegada argumentando que Telmex no había cumplido completamente con el Acuerdo Marco de Convergencia firmado en 2006, que sería el camino para modificar el status de Telmex y, finalmente, ofrecer servicios de televisión de paga.
5 A la fecha, la Ciudad de México es la única que cuenta con la oferta de Cablevisión en materia de televisión por cable, aparentemente por una presión de Televisa. En el resto del país, la constante es que diversas empresas ofrezcan sus servicios, parte de las cuales está vinculada a Televisa, ya sea por la participación accionaria o por la compra-venta de programación y/o la renta de canales.
6 Durante la última mitad de la década de 1990, la SCT autorizó la entrada de diversas compañías para competir con Telmex por el servicio de larga distancia. En los primeros años de la década pasada se abrió formalmente la competencia a diversas empresas telefónicas para servicios locales y de larga distancia. Más tarde parte de esas empresas incursionó también en la oferta de Internet.
7 La oferta programática depende del área de cobertura, ya que las empresas no se ubican en todo el país. Las cuatro opciones ofrecen 15 canales en común, a las que se suman los 17 de Megacable o los 25 de Cablevisión o los 20 de Cablemás o los 31 de Cablevisión digital, que añade 21 para pago por evento. En ciudades donde hay más de una empresa, el usuario tendrá la oportunidad de seleccionar, pero el recibo está a nombre de Yoo.
8 De hecho, TotalPlay tiene un paquete aún más caro que incluye los mismos 250 canales y velocidad de navegación por 100 megas de bajada por $3,499.
9 Televisa Networks es una filial que se encarga del diseño, producción, comercialización y distribución de contenidos que se transmiten por Cablevisión, SKY y Yoo.
10 El canal TVC es filial del Grupo Televisa, a cuya señal también puede accederse a través de Internet.
11 Los 17 canales adicionales ofrecen una amplia gama de prácticas deportivas.
12 Salvo los canales españoles –RTVE, Antena3 y Antena5—, los otros tres canales son de suscripción adicional o se incorporan a un paquete de mayor precio.
13 La programación de los canales españoles incluida en la oferta de ambas cadenas es de entretenimiento: RTVE, Antena3 y Antena5.
14 La programación es muy amplia; puede consultarse en http://www.hulu.com.
15 Nota de Miriam Posada García, La Jornada, 16 de febrero de 2010. Cabe destacar que desde los inicios del conflicto, la revista etcétera dio seguimiento puntual al asunto. La información al respecto puede consultarse en el buscador ubicado en el portal de la publicación.
16 Por cierto el dominio, http://www.prodigymedia.com está vigente, aunque con otros contenidos.

ver original aquí

Anuncios

Acerca de juliomoa

Tres décadas dedicado al ejercicio del periodismo.
Esta entrada fue publicada en Telecomunicaciones, Televisión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s