Se asignan aumento de presupuesto diputados e IFE


Armando Estrop / Reforma
30 de agosto de 2011

La Cámara de Diputados gastó de más en los últimos dos años y ahora tiene un pasivo de 695 millones de pesos que quiere cubrir solicitando un presupuesto superior para 2012.

Ayer por la noche el Comité de Administración aprobó el anteproyecto de presupuesto por un total de 5 mil 900 millones de pesos, aunque falta que la Junta de Coordinación Política, integrada por los líderes de las bancadas, apruebe el proyecto final y lo mande a la Secretaría de Hacienda para su integración en el paquete económico.

En un principio la Cámara buscaba elevar su gasto del próximo año hasta los 6 mil 587 millones de pesos, es decir, 24.45 por ciento más que en el presupuesto del 2011.

El anteproyecto aprobado incluye recursos para cubrir lo que los legisladores llaman “afectaciones adicionales del 2011”, que son gastos realizados que no estaban contemplados en el plan de gasto original y que ahora buscan solventar con cargo al presupuesto del año entrante.

Entre estas “afectaciones” o “pasivos” se encuentra un pago extraordinario para las bancadas parlamentarias por 161 millones de pesos.

Además, los legisladores buscan recuperar los 191 millones de pesos de un recorte al gasto del órgano legislativo que se realizó por criterios de austeridad en este año.

En un documento de la Cámara baja donde se enlistan las afectaciones que buscan recuperar con cargo al próximo ejercicio presupuestal se reconoce un adeudo del ejercicio fiscal 2010 por 145 millones de pesos.

De entre los montos que los diputados consideran afectaciones presupuestales de ese año está el que se requirió para cubrir los honorarios que representó a la Cámara atender jurídicamente el desafuero del diputado Julio César Godoy Toscano, acusado de vínculos con el crimen organizado.

Para esto se invirtió un monto de 9 millones 300 mil pesos.

Además se considera dentro de los pasivos del 2010 el pago de 17 millones por la realización de un mural conmemorativo a los festejos del Bicentenario de la Independencia.

El acondicionamiento de los restaurantes del Palacio Legislativo y del Canal del Congreso registra un gasto de 7 millones que las fuentes confirmaron que es parte de lo que se debe recuperar y por eso se requiere el aumento presupuestal.

En cuanto al 2011, se pone como afectación un impacto por prestación de personal de honorarios de 17 millones; el pago adicional por servicios de limpieza con una inversión de 6 millones y el pago de los seguros de vida de los legisladores por 10 millones de pesos.

La justificación

Sin mencionar el monto avalado, la Cámara de Diputados emitió anoche un comunicado en el que da cuenta de la aprobación del anteproyecto “con un incremento del 8.7 por ciento en términos reales con respecto al presupuesto autorizado para el presente año”.

De acuerdo con el comunicado, se hizo un reajuste a la baja en las previsiones de gastos para viajes internacionales y se consideró sólo la adquisición básica e indispensable en bienes muebles, obras públicas y proyectos impostergables por su naturaleza o necesidad.

Las obras

De acuerdo con reportes de San Lázaro lo gastado en estas obras debe recuperarse con presupuesto adicional:

· El mural del festejo del Bicentenario costó 17 millones de pesos; otros 17 millones por honorarios profesionales y un cobro adicional de 6 millones por servicios de limpieza. (El mural “Conjunto Congresos Constituyentes”, del maestro Guillermo Ceniceros, mide 72 metros cuadrados de largo y está ubicado en el edificio E de la Cámara de Diputados)

· La cafetería que estaba en el área de basamento desapareció para ubicar ahí oficinas.

· El restaurante Los Cristales fue remodelado y el pago de la obra también se considera como pasivo.

Entre las “afectaciones” y adeudos se encuentran la “asesoría jurídica” para atender el proceso de desafuero contra el diputado Julio César Godoy Toscano -acusado de vínculos con el narco-, el cual costó 9.3 millones de pesos.

También reporta como pasivos 123 millones de pesos por “subvenciones extraordinarias” a los partidos políticos.

La Cámara de Diputados había previsto originalmente 6 mil 587 millones de pesos para su presupuesto del próximo año, pero anoche lo ajustó a 5 mil 900 millones.

También el IFE se asigna un aumento

Reforma

En 2012, el Instituto Federal Electoral (IFE) tendrá un aumento de lujo en su presupuesto. En total, el órgano electoral plantea gastar 10 mil 661 millones de pesos para operación, frente a los 7 mil 163.4 millones que ejerció este año.

Con dicho gasto, la oficina del presidente del IFE, Leonardo Valdés, así como los despachos de los ocho consejeros electorales y el apoyo económico para las representaciones de los partidos políticos tendrán incrementos millonarios.

Por ejemplo, según el proyecto de gasto aprobado por unanimidad en el propio Instituto y que será sometido a la Cámara de Diputados, para la oficina del presidente del IFE se fijó un aumento de 13 por ciento. Mientras que este año manejó 42 millones de pesos, para el siguiente tendrá disponibles 48 millones.

Las oficinas de los ocho consejeros restantes tuvieron un presupuesto en 2011 de 139 millones de pesos y para 2012 pretenden que sea de 164 millones, equivalentes a 17 por ciento extra.

Cabe recordar que aún falta que la Cámara de Diputados apruebe el nombramiento de tres consejeros electorales que completarán la integración del consejo. Actualmente, opera sólo con seis.

En tanto, la oficina de la Secretaría ejecutiva, a cargo de Edmundo Jacobo, también gozará de un incremento, éste de 19.3 por ciento, pues, de los 37.3 millones que ejerció este año, pasará a 44.5 millones en 2012.

De acuerdo con la ley electoral, el secretario ejecutivo es un funcionario clave en el IFE, pues, entre otras atribuciones, coordina la Junta General, conduce la administración y supervisa el desarrollo adecuado de las actividades de los órganos ejecutivos y técnicos del Instituto.

Para el próximo año, una de las áreas del órgano electoral más beneficiadas será la de los representantes de los partidos políticos ante el Instituto, la cual tendrá una bolsa de 90 millones de pesos, lo que significa un 35 por ciento más que el año que está corriendo.

Estas cuatro áreas -presidencia, oficinas de consejeros, secretaría ejecutiva y representantes de partidos- forman parte del programa “Planeación, concertación y control”, el cual, según el proyecto aprobado, tiene como objetivo privilegiar “la concertación entre los partidos políticos, los representantes del Poder Legislativo y la estructura operativa del Instituto, a través de las comisiones y el propio Consejo General”.

En el plan presupuestal del IFE, la coordinación de Comunicación Social tendrá un incremento de 110 por ciento de un año al otro, al pasar de 64 millones de pesos a 134.5 millones.

Entre sus objetivos, se argumenta en el documento de presupuesto, está el “fortalecer la imagen y confiabilidad del IFE ante diferentes sectores y organizaciones de la comunidad nacional e internacional”.

El proyecto millonario del IFE fue votado el 25 de agosto y enviado a la Secretaría de Hacienda para integrarlo en el paquete presupuestal que deberá ser entregado al Congreso el próximo 8 de septiembre.

Un 110% de aumento tendrá la coordinación de Comunicación Social del IFE.

Anuncios

Acerca de juliomoa

Tres décadas dedicado al ejercicio del periodismo.
Esta entrada fue publicada en Transparencia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s