Un grito contra la censura a los periodistas

Son democracias entre comillas, países que disfrutan de una libertad de expresión con peros, espacios donde la información fluye con interferencias y cuyos ciudadanos reciben el mensaje filtrado. México, República Democrática del Congo, Rusia, China e Irán. Cinco países en cinco continentes distintos y una cosa en común: la censura informativa. El webdocumental ‘En el corazón de la censura‘ se sumerge estas zonas grises de la información donde la libertad de expresión es más una pose que una realidad.

El proyecto ha sido realizado en colaboración con Reporteros Sin Fronteras y se difundirá a través de su página web, aunque también se puede ver en la web http://www.aucoeurdelacensure.com. A través de diferentes módulos audiovisuales, el documental muestra la problemática que existe en estos cinco países. El internauta podrá navegar a su antojo y conocer de primera mano cómo viven y trabajan los profesionales de la información en cada uno de estos lugares.

En estas latitudes, la prensa no es libre y la víctima es la verdad. Según datos de Reporteros sin Fronteras, el año pasado 1.374 periodistas realizaron su trabajo bajo amenaza, 535 periodistas fueron arrestados en el ejercicio de su profesión y a 57 informar les costó la vida.

En México es la prensa local la que sufre los estragos de la narcoguerra, mientras que en Irán es el Gobierno el que filtra las informaciones a sus ciudadanos. La televisión rusa disfruta de una libertad de información relativa, en República Democrática del Congo es la radio la tocada por la censura y en China, Internet es el medio maltratado.

El webdocumental analiza el reciente fenómeno de la ‘ciberciudadanía’ que, gracias la Red, se rebela contra la tiranía de los censores para informarse y dar a conocer lo que pasa en sus países. Un ejemplo de ello es cómo fluyó la información tras las manifestaciones contra el Gobierno en Irán, aunque el ejemplo más reciente lo encontramos en las revoluciones árabes.

Novedoso, el formato webdocumental permite al internauta navegar a través del documental, jugar con los diferentes menús e incluso interactuar con la información. Así, los profesionales afectados por la censura podrán ‘tuitear’ informaciones, contar sus experiencias o publicar contenidos relacionados con la falta de libertad de información en Facebook o en cualquiera de las redes sociales. Una herramienta para esclarecer un poco estas zonas oscuras del mapa.

ver original aquí

Anuncios

Acerca de juliomoa

Tres décadas dedicado al ejercicio del periodismo.
Esta entrada fue publicada en Internacional, Libertad de expresión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s