Condena CIDH asesinatos de periodistas mexicanos

RELATORÍA ESPECIAL PARA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN


Washington D.C., 27 de septiembre de 2011. La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena el asesinato de la editora del diario Primera Hora, María Elizabeth Macías, ocurrido el 24 de septiembre en Nuevo Laredo, estado de Tamaulipas, así como de dos jóvenes cuyos nombres no han sido publicados, hallados en esta misma ciudad el pasado 13 de septiembre. Los cuerpos fueron encontrados con señales de violencia y acompañados de mensajes que advertían sobre el uso de las redes sociales para reportar crímenes vinculados al narcotráfico. La Relatoría Especial manifiesta su profunda preocupación por la situación de violencia contra comunicadores en México e insta a las autoridades a investigar de manera exhaustiva estos asesinatos, así como identificar, procesar y condenar a los autores materiales e intelectuales de estos crímenes.

De acuerdo con la información recibida, el 24 de septiembre habría sido encontrada decapitada en la ciudad de Nuevo Laredo la editora María Elizabeth Macías, junto a sus restos se encontró un mensaje que la acusaba de denunciar en un blog, la actuación de grupos delincuenciales. La información recibida por esta Relatoría Especial indica que, dos semanas antes, el 13 de septiembre de 2011, habrían sido encontrados, también en la ciudad e Nuevo Laredo, los cuerpos de dos jóvenes con señales de tortura. Según la información recibida, los cuerpos estaban acompañados de un mensaje que advertía a las personas no reportar crímenes en redes sociales.

La situación de violencia contra comunicadores en México presenta una extrema gravedad. En particular, en la franja norte del país el crimen organizado ha logrado silenciar a gran parte de la prensa local y ha obligado a las personas a hacer uso del anonimato y de las redes sociales para poder referirse a temas controversiales como la violencia asociada al narcotráfico.

La Relatoría Especial hace un llamado a las autoridades estatales para que adelanten todos los esfuerzos necesarios con el fin de prevenir la repetición de este tipo de hechos, identificar a los responsables materiales e intelectuales de los mismos, procesarlos y sancionarlos, y reparar a los familiares de las víctimas. Para ello, insta al Estado a conducir investigaciones efectivas, oportunas y adelantadas por autoridades civiles, en estos y los otros casos que conciernen a amenazas, ataques o asesinatos contra comunicadores, y recomienda que en aquellas situaciones en las que la violencia resulte particularmente aguda, el Estado proceda a implementar unidades y protocolos especiales de investigación que tomen en cuenta las actividades de los comunicadores agredidos.

La investigación de las amenazas o crímenes cometidos contra las personas que utilizan las redes sociales como mecanismo de comunicación masiva de sus ideas, opiniones e informaciones, especialmente de asuntos de interés público, debe ser asumida con la misma diligencia y especialidad que las investigaciones respecto de los crímenes cometidos contra periodistas profesionales.

Salvaguardar la libertad de expresión no sólo es compatible con la lucha contra el crimen, sino que es un elemento esencial de esta lucha, en la medida que expone la criminalidad y fomenta la responsabilidad política y la integridad institucional. La Relatoría Especial ha recomendado al Estado que incorpore de forma explícita una política de libertad de expresión a su estrategia de seguridad pública.

El principio noveno de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la CIDH establece que: “El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.

Anuncios

Acerca de juliomoa

Tres décadas dedicado al ejercicio del periodismo.
Esta entrada fue publicada en Internacional, Periodistas, Seguridad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s