SCJN va por crítica ‘amplia’ entre medios

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) discutirá este miércoles un litigio de más de siete años entre el periódico La Jornada y la revisa Letras Libres, en lo que sería una resolución sin precedentes y que fijará los límites legales de la libertad de expresión entre medios de comunicación.

Tras cinco sentencias previas derivadas de una demanda interpuesta por Demos -Desarrollo de Medios, casa editora de La Jornada- en contra de Vuelta -editora de Letras Libres- y de su entonces subdirector, Fernando García Ramírez, por la publicación de una columna en marzo de 2004 titulada “Cómplices del Terror”, en la que el periodista cuestiona la alianza del periódico con Gara, publicación que fue identificada como brazo político la organización terrorista vasca ETA, la Primera Sala de la SCJN se apresta a negar el amparo al diario y absolver a la revista, al considerar que la crítica a los medios de comunicación debe gozar de la misma libertad de que éstos disponen para hacerlo con personajes con proyección pública.

En caso contrario, de acuerdo con el proyecto de resolución del ministro ponente Arturo Zaldívar, se estaría “dotando a una persona, en este caso un medio de comunicación, de un gran y desequilibrado poder para criticar impunemente, opinando e informando sin ser sujeto del mismo escrutinio público que pregona, ejerce y cuya protección invoca”.

Los derechos reclamados en el recurso interpuesto por La Jornada fueron: derecho al honor, la reputación y la vida privada, sólo entró al análisis de los dos primeros, al considerar que el último no opera, por no guardar relación con los hechos.

La Jornada interpuso una demanda civil contra Letras Libres por daño moral, al considerar que el texto constituye un ataque en su contra por enfatizar su presunta afinidad a una corriente “filo-nacionalista vasca”, con lo que violó los artículos 6 y 7 constitucionales, relacionados con la libertad de expresión y de imprenta.

En su resolución, y que sería analizada este miércoles por los ministros de la Primera Sala, Zaldívar argumenta que la columna es un “texto argumentativo el cual, partiendo de un supuesto acuerdo de colaboración entre La Jornada y Gara, formula diversos comentarios con la intención de persuadir al lector sobre una idea”, lo que corresponde a un “ejercicio de libertad de la expresión y no de la libertad de informar”.

“En las sociedades democráticas es más tolerable el riesgo derivado de los eventuales daños generados por la expresión que el riesgo de una restricción general de la libertad correspondiente”, se detalla en la resolución de la Primera Sala que se prevé sea discutida este miércoles.

Se abunda que si bien en la columna “Cómplices de Terror” se utilizan expresiones “desabridas” y de “mal gusto” que podrían “molestar, chocar y perturbar a La Jornada, “el tono empleado se encuentra justificado por su propósito de causar impacto, entre los lectores, de modo que una eventual condena inhibiría el debate abierto sobre temas que, como este, son de interés público”.

El caso ha llevado a ambas casas editoriales a un litigio no sólo ante los tribunales, sino en sus respectivos espacios informativos. La Jornada ha expresado que de aprobarse la resolución se instauraría una “suerte ley de la selva en la que las entidades informativas podrían afirmar, unas de otras, falsedades y acusaciones que quisieran, sin que por ello se les pudiera imputar en forma alguna”.

“La ponencia del ministro Zaldívar, de ser aprobada por la SCJN, establecería un precedente indeseable y peligroso para el periodismo nacional, por cuanto daría pie a la difusión de toda suerte de infundios en contra de lo que se denomina ‘personas que se dedican a actividades públicas’ (físicas o morales), categoría aplicable a los medios, y los eximiría de cualquier responsabilidad legal por la propagación de falsedades, por evidentes que éstas sean”, argumentó La Jornada en una editorial.

El diario subrayó que de aprobarse la resolución, se asestará un “golpe mortal al ejercicio responsable de informar”.

Mientras, Letras Libres ha manifestado que La Jornada no está dispuesta a conceder a otros medios la libertad que ella misma reclama y que ostensiblemente se toma”, además de señalar que los periodistas y medios de comunicación juegan un papel central en la construcción de la democracia, para lo cual deben gozar de la más amplia libertad de expresión, incluso si ésta se usa para criticar uno a otro o para pedirle transparencia.

La Primera Sala de la SCJN deja en claro que la diferencia en las líneas editoriales no quiere decir que alguno de los dos medios de comunicación esté en lo cierto en cuanto a la columna publicada o que una posición sea correcta y la otra errónea, “sino simple y llanamente evidencia que ambos ‘piensan’ de forma distinta y que sostiene puntos de vista alternativos respecto de los mismos hechos”.

El proyecto deberá ser aprobado por al menos tres ministros de la Primera Sala de la SCJN.

Anuncios

Acerca de juliomoa

Tres décadas dedicado al ejercicio del periodismo.
Esta entrada fue publicada en Periodismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s