Despenaliza el Senado la injuria, difamación o calumnia

Foto: Senado

El Senado de la República derogó, por unanimidad, los artículos 1 y 31 de la Ley sobre Delitos de Imprenta, referidos a “ataques a la vida privada”, a fin de garantizar la plena protección de la libertad de expresión.

De esta manera, los legisladores adecuaron dicho ordenamiento con las reformas que despenalizan los delitos de injuria, difamación o calumnia.

El dictamen, aprobado con 81 votos a favor y que de inmediato fue remitido al Ejecutivo federal para su publicación en el Diario Oficial, busca “armonizar” la ley a los códigos Penal Federal y Civil Federal para mantener el ejercicio de la libertad de expresión “ajeno a la amenaza de una sanción penal”.

Los cambios, además, pretenden proteger la privacidad de las personas y la credibilidad de las instituciones, “que frecuentemente se ven atacadas por el escándalo mediático o la acusación temeraria”.

El derogado artículo 31 contemplaba penas que iban de ocho días a dos años de cárcel, además de una multa económica, cuando el ataque o injuria “sea de los que causen afrenta” ante la opinión pública, que puedan perjudicar la honra, la fama, o comprometer la vida, la libertad o los derechos o intereses de terceros.

Los senadores, que coincidieron con la Cámara de Diputados en la necesidad de sentar nuevas bases para fortalecer las libertades de expresión e imprenta, precisaron que las conductas que violenten la vida privada podrán ser sancionadas en adelante por la vía civil mediante una indemnización.

El ordenamiento asienta que serán los jueces del ámbito civil quienes resuelvan si las personas, periodistas y comunicadores actúan dentro o fuera de la ley al difundir su información u opiniones.

Las libertades de expresión y de imprenta, así como el derecho a la información, son esenciales en todo régimen que se precie de ser democrático, ya que de no existir tales derechos, “se dejaría sin control el ejercicio del poder, con el que sobrevendrían el abuso, la intolerancia, la falta de transparencia, corrupción e impunidad gubernamentales”, establecieron los senadores.

Reiteraron que en los excesos en el ejercicio de la libertad de expresión se contempla la posibilidad de demandar la reparación del daño causado a terceros.

Anuncios

Acerca de juliomoa

Tres décadas dedicado al ejercicio del periodismo.
Esta entrada fue publicada en Legislativo, Libertad de expresión, Periodismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s